ORDENAR ELEMENTOS: LOS NOMBRES DE LOS CASOS LATINOS