LA MURALLA DE LUGO: el bastión defensivo de la ciudad en tiempos de la antigua Roma



En el año 2000 la Unesco declaró la Muralla de Lugo como Monumento Patrimonio de la Humanidad. Estos días celebra su undécimo aniversario tras este nombramiento con diversos actos en la ciudad. También desde octubre de 2007 está hermanada con la Gran Muralla China de Quinhuangdao.

Es la única muralla romana que se conserva íntegra en todo el mundo. Y la recorremos hoy 'en un rincón de tu ciudad'.

La antigua ciudad romana de Lucus Augusti fue fundada en el año XIII antes de Cristo por Paulo Fabio Máximo en nombre del emperador Augusto, y fue dotada de un muro de defensa que ha perdurado, con escasas reformas, hasta la actualidad.

La datación de la Muralla de Lugo la sitúa en la segunda mitad del siglo III. Tiene una longitud de más de dos kilómetros. Está coronada por 85 poderosas torres. Delimita el casco histórico de la urbe gallega y ha pasado de ser un obstáculo para su evolución y crecimiento, a ser un monumento integrado en la estructura urbana.

Sus diez puertas realizan la función de unir la parte antigua de la ciudad con la zona nueva.

La Puerta de Santiago, la antigua puerta del Postigo, es una de las más representativas. En el siglo XVIII se reformó para dejar pasar carruajes y se decoró por su parte interior con una imagen de Santiago Matamoros y el escudo de armas del obispo Izquierdo.

En tiempo de pestes era la puerta que permanecía abierta, y tenía un puente levadizo.

La construcción de otra puerta, la del Obispo Odoario, fue realizada ilegalmente y dió lugar a que la muralla fuera declarada Monumento Nacional. Se abrió el hueco en 1921 y se construyó en 1928. Otra de las puertas, la Puerta Falsa, ha sido modificada pero es una de las originalmente romanas, de uso militar. Durante la Edad Media fue condenada y reabierta en 1602.

La sorpresa crece cuando subimos al adarve de la Muralla. Su paseo de ronda se ha transformado en una calle más que es transitada por los viandantes autóctonos y visitantes. Desde lo alto descubrimos unas maravillosas vistas de la ciudad.

Y de noche, esta construcción defensiva brilla iluminada por cientos de luces. Hasta cuando cae el sol, la Muralla luce en todo su esplendor.

Es la pieza estrella de un rico patrimonio histórico y artístico que Lugo ha ido atesorando a lo largo de estos dos mil años de existencia. No se lo pueden perder.

Fuente:  http://www.antena3.com

0 Comentarios: