AVE MATRITENSIS! EL FÚTBOL HABLA EN LATÍN

JORGE BUSTOS
@JorgeBustos1
EL MUNDO  31/10/2015

Quoties obitum linguae statuere Latinae; tot tamen exequiis salva superstes erat. Dicen una y otra vez que el latín ha muerto, pero sobrevive con salud a cada entierro. Que los penúltimos exhumadores de la lengua de Virgilio hayan sido dos madridistas inequívocos nos enorgullece, y al mismo tiempo nos persuade de que no podía ser de otra manera. «El latín es el Madrid y el Madrid es el latín. El latín es la lengua que erotiza la guerra, un idioma de resonancias épicas, y el fútbol es una continuación de la guerra por otros medios. Así que nada casa tan bien con el latín como el mejor equipo del mundo», me dice José Velasco, a quien he invitado a la redacción de EL MUNDO para que me explique por qué decidió, junto con su amigo Francis Alonso, abrir una cuenta madridista en Twitter desde la que se tuitea exclusivamente en latín. Y en uno bien vivo, que no ahorra mayúsculas ni exclamaciones cuando se trata de retransmitir en directo, con toda su vibratio, cada partido que disputan los de Raphael Benítez.

«Annuntio vobis gaudium magnum: habemus Twitter Latinum Matritensis», saludaba muy pontificalmente la cuenta Regia Matritensis (@realmadrid_In) el pasado 21 de septiembre, día de su debut en la pajarera virtual. Hoy supera los 4.000 seguidores, y sus tuits son celebrados por la parroquia madridista cum gaudio magno, o desatado regocijo. Y es que no hace falta traducirle esto a un vikingo: «Quomodo non amabo te? Quomodo non amabo te, si victorem Europae DECIES fecisti me?»

Velasco y Alonso prueban cada día la insospechada idoneidad del latín para hacer crónica deportiva, comentar una estadística, rememorar una gesta o pedir la renovación de un jugador sin fallar una declinación. Alonso (29 años) es licenciado en Filología Clásica y Velasco (28) estudió Derecho y terminará Políticas en la Sorbona: en el colegio compartieron bachillerato de griego y latín en una época que respeta más a los linces que a las lenguas clásicas. «Queríamos reivindicar las humanidades pero no de la típica forma llorona». El acierto de una idea siempre lo avala el plagio: enseguida apareció una cuenta latina del Barça (@BarcinoPS) que, al llegar al millar de seguidores, recibió una felicitación nada inocente de Regia Matritensis: enhorabuena, compañeros, pero a ver si aprendemos a declinar sin faltas. El Madrid ganando el clásico del clasicismo: retuiteo masivo garantizado.

Estos hijos de Cicerón y Concha Espina preparan ahora una historia del club blanco redactada íntegramente en latín y editada en facsímil, al modo de una crónica medieval miniada en pergamino. Bello proyecto que encomiendan a la égida de Florentinus, pontifex maximus.

El Mundo