LENGUA FLEXIVA, DECLINACIÓN Y CASO. LOS CASOS LATINOS Y SUS FUNCIONES SINTÁCTICAS

CONCEPTO DE FLEXIÓN Y DECLINACIÓN.

En castellano estamos acostumbrados a modificar el final de los sustantivos, adjetivos y pronombres en función del género y del número (p.ej: niñ-o-s/niñ-a). Pero también encontramos que algunas palabras cambian de forma según la función sintáctica que están desempeñando. Nos fijamos en las siguientes frases

Yo miro a tú = yo te miro
miras a yo = me miras

El pronombre “yo” se refiere a una primera persona del singular, al igual que la forma “me”. Ahora bien, aunque ambos representan la misma persona y número, no los usamos indistintamente sino que  “yo” lo empleamos únicamente cuando funciona como sujeto, mientras que, si funciona como complemento directo,  utilizamos  la forma “me”. Tampoco decimos “esto es para yo” sino “para mí”, ni “vienes con yo” sino “vienes “conmigo”.

Vemos que el mismo pronombre personal de primera persona cambia su forma según cambia su función sintáctica. Y también vemos que esto se repite cuando analizamos el pronombre “tú”, referido a la segunda persona del singular. En efecto,encontramos “tú me miras”(SJ) pero “yo te miro” (CD), “esto es para tí”(CI), y “voy contigo”(C.C.Companía). También han cambiado de forma cuando ha cambiado su función en la oración.

Decimos que estas dos palabras “yo” y “tú” tienen una declinación o flexión, y llamamos DECLINACIÓN o flexión al conjunto de todas las formas que pueden presentar.  Es decir el conjunto de las formas “yo, me, mí, conmigo” constituyen  la declinación o flexión del pronombre “yo”.

En latín encontramos que sucede lo mismo pero no sólo con los pronombres personales sino con todos los sustantivos, adjetivos y pronombres, por eso hablamos del latín como una lengua flexiva y estudiamos  la flexión nominal latina –que afecta a sustantivos y adjetivos- y la flexión pronominal latina –que afecta a los pronombres-.

Estos tres tipos de palabras (sustantivos, adjetivos y pronombres) ven modificada su terminación en función de los tres accidentes gramaticales que hemos visto en castellano: género (masculino, femenino y neutro), número (singular y plural) y CASO (cada una de las formas que puede presentar una palabras según su función sintáctica).

LOS CASOS LATINOS. NOMBRES Y FUNCIONES DE LOS CASOS

Como acabamos de ver un  caso es una variación de la palabra que se corresponde con una o varias funciones sintácticas.  En latín existen seis casos que expresan las siguientes funciones sintácticas fundamentales:

NOMBRE DE LOS CASOS
FUNCIÓN SINTÁCTICA
NOMINATIVO Caso del sujeto, del atributo y de algunos complementos predicativos
VOCATIVO Caso de la llamada o invocación
ACUSATIVO Caso del complemento directo y del complemento predicativo. También puede desempeñar la función de c.circunstancial  con o sin preposición
GENITIVO Caso del complemento del nombre y del complemento de régimen de algunos verbos  que exigen genitivo
DATIVO Caso del complemento indirecto y del complemento de régimen de algunos verbos que exigen dativo
ABLATIVO Caso del complemento circunstancial, con o sin preposición y complemento de régimen de verbos que exigen ablativo
Los casos acusativo y ablativo pueden aparecer regidos por una preposición y funcionan como c.c.