LATINISMOS Y LOCUCIONES LATINAS: TILDE EN LAS PALABRAS Y EXPRESIONES LATINAS

En la nueva ortografía se equiparan ortográficamente todos los extranjerismos ya procedan de lenguas vivas extranjeras o se trate de latinismos y expresiones latinas. La norma distingue entre:
  •  latinismos adaptados: aquellas palabras latinas que se han incorporado a la lengua española y que designan realidades existentes en el mundo actual: accésit, superávit, currículum, sumum, quid, ratio, lapsus, estatus, réquiem, etc.
  • latinismos crudos o no adaptados: palabras simples de uso no frecuente:      honoris causa, peccata minuta, casus belli.
Los  latinismos adaptados  se escriben sin ningún tipo de resalte y se someten a las reglas de acentuación gráfica del español.
  • Las palabras agudas llevan tilde cuando terminan en -n, en -s o en vocal:  pero si terminan en -s precedida de otra consonante, se escriben sin tilde: tedeum.
  • Las palabras llanas llevan tilde cuando no terminan en -n, en -s o en vocal: También se acentúan cuando terminan en -s precedida de otra consonante: súmmum, referéndum, superávit, plácets, cuórum, corpus, campus,  etc.
  • Las palabras esdrújulas y sobresdrújulas siempre llevan tilde: currículum, déficit, hábitat, adlátere, mínimum. etc.
  • Monosílabos. Las palabras de una sola sílaba no llevan nunca tilde: plus, quid, bis.
    En cambio, los latinismos crudos no se acentúan jamás y deben escribirse en los textos españoles con algún tipo de marca gráfica que indique su carácter foráneo, preferentemente en letra cursiva, o bien entre comillas: trivium, cubiculum, triclinium

    Fuente: Blog de Lengua Española, Álvaro Bustos.
    Ortografía de la lengua española, RAE-2010